ARGENTINA VINOS · Inicio 9 Vinos 9 Qué es la decantación: las claves de la oxigenación

Qué es la decantación: las claves de la oxigenación

13 Sep, 2021

Saber qué es la decantación se torna en indispensable cuando el conocimiento es para adentrarse en el mundo de la vitivinicultura o, simplemente, cuando no quieres quedarte fuera de juego con el tema en la sobremesa.

En este sentido, tienes que saber que la línea que separa la alta experiencia en vinos y la pedantería es muy fina. Precisamente, para no cruzar esa línea, la decantación es un asunto que debes conocer cuando, para empezar, no todos los vinos tienen que ser decantados.

Qué es la decantación y qué debemos saber de ella

Dependiendo del vino que vayas a servir, o que vayas a abrir, la decantación será o no necesaria. Veamos qué es todo esto de la oxigenación para no caer en errores imperdonables en el mundo de los vinos.

¿Qué es la decantación de vinos?: Las claves de la oxigenación.

Qué es decantar un vino y para qué sirve

La decantación es la oxigenación de un vino. Es un paso recomendado en algunos vinos que no tiene que ver con el tipo de uva del vino en cuestión, sino principalmente con su antigüedad.

Para que no te pierdas en este mundo que no deja de tener una cierta complejidad, te lo vamos a poner muy fácil comentando los dos tipos de decantaciones más usuales:

Para separar los sedimentos del vino que te vas a beber: es el motivo más habitual por el que decantar un vino. Los sedimentos son esos restos habituales, especialmente en los vinos que han tenido una maduración muy larga. No te vayas a pensar que el vino está malo, solo son sedimentos que se pueden separar mediante esta decantación.

Para airear los vinos de cierta edad, especialmente los que llevan mucho tiempo en botella, porque pueden quedar reducidos o cerrados, es decir, que no manifiestan rápidamente sus aromas al haber estado mucho tiempo en ausencia de oxígeno. Abrir la botella y decantarla propicia que el vino se airee o se ventile, aunque hay muchos profesionales y aficionados que están en contra de esta técnica y prefieren abrir y servir el vino directamente de la botella para disfrutar en la copa de cómo el vino se va oxigenando más lentamente y va cambiando su paleta aromática progresivamente.

Para separar los sedimentos, por ejemplo, hay que poner la botella en vertical al menos un día antes de que vaya a ser abierta. En estos casos, y llegado el momento, habrá que ir vertiendo el vino en un decantador de forma pausada y dejando que el vino se deslice por las paredes del decantador. Una vez veamos asomar por el cuello de la botella los posos que queremos evitar, tendremos que parar la decantación.

¿Por cuánto tiempo se debe decantar un vino?

La decantación, dependiendo del tipo de vino, oscilará entre los quince minutos y las tres horas, aunque el tiempo medio suele ser de unos cuarenta minutos.

Para los vinos reserva y gran reserva vamos a necesitar al menos dos horas y se pueden decantar en dos tiempos, vertiendo una primera parte de la botella en el decantador, esperar veinte minutos y terminar de decantar el vino.

¿Qué vinos se deben decantar?

En líneas generales solo tendrás que oxigenar vinos maduros que presenten sedimentos, como los reserva o los gran reserva, es decir, los vinos sometidos a procesos largos de maduración.

Diferencias entre decantar un vino reserva y uno gran reserva

Los reserva son los que pueden presentar esos sedimentos que ya hemos mencionado anteriormente. En estos casos, la decantación deberá ser lenta y dejando caer el vino por las paredes del decantador. Eso sí, habiendo puesto anteriormente la botella en vertical. Un paso que tiene que ver con la necesidad de asentar esos posos en el fondo de la botella. En este caso, el tiempo puede oscilar entre las dos y las tres horas.

Los gran reserva, sin embargo, tendrán suficiente con veinte minutos de decantación, una vez abierta la botella, que no habrá necesitado cambiar de posición. En este caso, el deslizamiento no tiene que ser tan delicado y no existirán posos en los vinos. Ese tiempo, por otra parte, será más que suficiente para notar el cambio de aromas tan interesante y objeto de la decantación.

Utensilios que se utilizan en la decantación

Realmente, y a pesar de la proliferación de utensilios que puedes ver en algunas ocasiones, a la hora de decantar un vino solo se necesita un decantador, a ser posible de cristal. Aunque, a veces, decantar es posible en una copa y gracias a un movimiento del vino dentro de la misma; en este caso, cuando hablamos de decantar, en realidad es jarrear; es decir, pasar el vino a otro recipiente pensado para ser oxigenado.

Independientemente de la forma o del diseño, para dicha decantación solo vamos a necesitar este utensilio de cristal con forma de jarrón en la mayor parte de los casos.

Por tanto, si aún después de leer este artículo, sigues preguntándote qué es la decantación, aquí tienes una respuesta más breve: un paso simple, pero recomendado en algunas ocasiones, para acelerar la percepción de los aromas en un vino y evitar posibles sedimentos naturales del vino en la copa al haberlos dejado en el decantador.

Tal vez te gustaría leer esto